Ensalada pimientos asados

Ensalada pimientos asados

Pimientos asados Receta siciliana

Esta ensalada se presta muy bien como guarnición de un buen plato principal de carne, pero por supuesto nuestros amigos vegetarianos también la disfrutarán por sí sola. Al fin y al cabo, aunque se duplique la ración, la dosis de calorías sigue siendo muy, muy baja.

Enjuagar bien los pimientos y colocarlos en una bandeja de horno. Ten en cuenta que los pimientos tenderán a ensuciar mucho la bandeja con la liberación de sus jugos durante la cocción, así que si quieres estar 100% seguro, te recomendamos forrarla con papel de horno.

Asar los pimientos en un horno estático precalentado a 260 grados durante unos 25/30 minutos, dándoles la vuelta con frecuencia para que se cocinen uniformemente. Al final deben estar marchitas, con la piel arrugada y con manchas negras.

Aplastar el ajo con un prensador de ajos o picarlo en trozos pequeños. Ponerlas en un bol con el aceite de oliva virgen extra, el vinagre, las escamas de guindilla y el pimentón. Remover bien para emulsionar.

Pimientos asados como condimento

Inicio » Recetas » Guarniciones » Pimientos asados al hornoLos pimientos asados al horno son una guarnición de verano sabrosa, ligera y muy rica. Simples pimientos cocidos en el horno, pelados y condimentados con aceite de oliva, sal, pimienta y muchas hierbas frescas (perejil, romero, tomillo, orégano, mejorana…). También puedes añadir a la receta básica filetes de anchoa (van muy bien con los pimientos) o almendras y piñones picados para dar un toque crujiente a tus pimientos asados.

Lavar los pimientos y colocarlos en una bandeja de horno. Colocar la bandeja de horno en un horno estático (estante medio del horno) a 220° durante unos 30-40 minutos. El tiempo de cocción depende del tamaño de los pimientos. Gíralos de vez en cuando.

Recetas con pimientos asados

Ensalada de espelta, el clásico plato de verano, ligero y rápido, que se come caliente, templado o incluso frío, en casa o fuera de ella. En resumen, ¡un passepartout! Hoy lo presento con atún y pimientos asados, pero podéis encontrar otras versiones originales en este enlace. ¿Algunos ejemplos?  Ensalada de cebada con habas y calamares o con garbanzos y almejas.

Una vez listo, escurrir la espelta y pasarla a un bol. Añade los pimientos cortados, el atún escurrido, un chorrito de aceite crudo y sal y pimienta al gusto. Condimentar con unas hojas de albahaca fresca o una pizca de orégano seco y servir.

Ensalada de pimientos y tomates asados

Preparar un recipiente limpio y seco con cierre hermético y, una vez cocidos, sacar los pimientos con guantes de cocina o paños de cocina y sellarlos inmediatamente en el recipiente. Dejar que los pimientos se enfríen o, al menos, que se enfríen bien en el recipiente.

Sazonar con sal y aceite de oliva, añadir el perejil finamente picado y el ajo cortado en rodajas finas, si se quiere añadir guindilla u orégano y mezclar bien. Dejar reposar una hora para que suelten más jugos estas maravillosas verduras y disfrutarlas sobre pan de bruschetta o friselle… Que aproveche.