Fideua con sepia y gambas

Fideua con sepia y gambas

Paella de fideos

Escurre bien las almejas y viértelas en una olla grande. Cúbrelas con la tapa y pon el fuego al 7 para que las conchas se abran con el calor. Apague el fuego inmediatamente después de que se hayan abierto por completo, para no comprometer la ternura del marisco por una cocción demasiado larga. Escurrir las almejas, pelarlas y guardar el líquido de cocción 8. A continuación, limpia la sepia: primero, ponte guantes de látex. Presione ligeramente con los dedos el vientre del marisco, intente encontrar la espina y, con un cuchillo, haga un corte transversal 9.

A continuación, retire los pequeños apéndices internos 13; retire la piel, haciendo una pequeña incisión y tirando de ella con las manos. Retire el rostrum, es decir, el diente o pico, situado en el centro de los tentáculos 14, presionando con los pulgares por debajo del rostrum para empujarlo hacia arriba. Utilizar un pequeño cuchillo para retirar los ojos, cortándolos de forma circular alrededor del bulbo 15 y retirándolos.

Paella giallozafferano al horno

Una vez cocidos, pasar los mejillones a un bol y reservar. Lavar las almejas bajo el chorro de agua fría para quitarles la sal, pasarlas a la misma olla que los mejillones, en la que se ha dejado el líquido de cocción 3, y abrirlas a fuego fuerte.

Una vez cocidos, pasar los mejillones a un bol y reservar. Lavar las almejas bajo el chorro de agua fría para quitarles la sal, pasarlas a la misma sartén que los mejillones, en la que se ha dejado el líquido de cocción 3 y abrirlas a fuego fuerte.

Picar la chalota y sofreírla en una sartén con un poco de aceite y una pizca de guindilla; añadir los pimientos y dejar que se cocinen ligeramente, luego añadir las alcachofas 8 y salpimentar.

Arroz con gambas

Ni que decir tiene que esta receta me conquistó desde las primeras líneas de mi querida Mai del blog il colore della curcuma (el color de la cúrcuma), y aquí estoy proponiendo esta especie de paella «revisitada», con espaguetis rotos (en lugar de la pasta original llamada fideos), sin trozos de carne, con verduras (pimientos y guisantes), moluscos (sepia) y crustáceos (gambas).

Tomar cuatro cucharadas de guisantes precocidos, escurrirlos del líquido de conservación y reservarlos: no es necesario cocerlos y sólo se añadirán al final para calentarlos ligeramente.

En primer lugar, tuesta la pasta: calienta un poco de aceite en la sartén, añade la pasta y tuéstala, dándole vueltas con una cuchara de madera, hasta que empiece a tomar un color marrón (ten cuidado de no quemarla).

Paella con calamares

Limpiar y cortar en rodajas la sepia y el calamar. En una sartén, cocine una cebolla finamente picada y un diente de ajo en un poco de aceite. Añadir la sepia y el calamar. Añadir el vino blanco y cocinar durante 15 minutos.

Añade los pimientos y los tomates cortados en rodajas, añade un poco de agua y continúa la cocción durante 10 minutos. Cuando se apague el fuego, añadir las gambas (cortadas en 3 trozos). Dejar a un lado 4 gambas y echarlas en la sartén con un poco de vino y perejil.

Cuando falten unos 2 minutos para el final de la cocción (normalmente se tarda 5/6, sin embargo depende del tipo de pasta que hayas elegido y con este tipo de cocción el tiempo no debería variar mucho respecto a las indicaciones del paquete) añade los mejillones.