Pollo en salsa con patatas

Pollo en salsa con patatas

Guiso de pollo con patatas a la siciliana

Lavar el pollo y quitarle la piel, luego ponerlo en una cacerola. Añadir la cebolla, la albahaca, el puré de tomate, un vaso de agua, la albahaca y/o el orégano. Salpimentar, tapar y cocer a fuego lento durante unos 40 minutos, removiendo suavemente unas cuantas veces.

Pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en trozos. Añadirlas a la cacerola con el pollo, sazonar con sal y continuar la cocción durante otros 15 a 20 minutos, hasta que las patatas estén cocidas.

Pollo en salsa con patatas al horno

para 1 personaCortar las almendras en rodajas y tostarlas en una sartén seca. Enjuague las patatas durante unos segundos y córtelas en tiras, luego sazónelas con aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y perejil. Asar la pechuga de pollo con sal y pimienta. Una vez cocidas, cortar las pechugas de pollo en tiras. Con la ayuda de una manga pastelera, disponer el plato en el siguiente orden: primero las patatas aliñadas, luego la pechuga de pollo a la parrilla, la salsa de mango y jengibre al curry, la rúcula, las almendras y por último los tomates dorados.

Pollo guisado con patatas

Los muslos de pollo guisados con patatas son un segundo plato completo y delicioso, ideal para toda la familia. En la preparación, los muslos de pollo se doran primero y luego se cocinan lentamente en caldo de carne y salsa de tomate. La adición de patatas nuevas y verduras como zanahorias, apio y cebollas hace que este plato sea nutritivo y súper sabroso.

Dejar enfriar 5 minutos y servir los muslos de pollo guisados con patatas. Conservación Puede conservar los muslos de pollo guisados durante 1 ó 2 días sin abrir en un recipiente hermético: antes de servirlos, caliéntelos en el microondas durante 15 ó 20 segundos.

Pollo guisado con patatas al estilo del Véneto

Hola chicos, hoy me apetecía pollo y junto a vosotros voy a hacer unos giambonetti, muslos de pollo al horno con patatas y una salsa de taleggio al azafrán. ¡Una receta fácil que puedes repetir esta noche!

Ahora vamos a preparar los giambonetti, primero cortados en los laterales. A continuación, tome el tocino y sazónelo con la salmuera boloñesa. Una vez bien sazonada, introducir una parte dentro de los dos cortes de los muslos de pollo.

Ahora coge una sartén y engrásala con un poco de aceite y añade el ajo (previamente machacado) y déjalo unos segundos. Ahora coge los «giambonetti» y, con toda su piel, dóralos en la sartén con una pizca de romero. Una vez dorados, resérvalos.

En un plato, como guarnición, colocar una cucharada de mostaza de Cremona. A continuación, vertemos nuestra fondue de taleggio en el plato, en la base disponemos unas patatas y ponemos encima el giambonetto y un poco de guanciale, añadimos cebolla, una pizca de pimienta y una gota de aceite de oliva virgen extra y… ¡buen provecho!