Rocas de chocolate thermomix

Rocas de chocolate thermomix

Categorías de recetas Bimby

Rehidratar la gelatina en agua. Calentar la leche y disolver la gelatina en ella. Mezclar el mascarpone con la nata. Unir todas las mezclas y rallar el haba tonka y las especias. Colocar en un sifón de 500 g con una carga de gas. Dejar reposar en la nevera durante 12 horas.

Llevar los azúcares y el agua a 170°C, añadir el carbón vegetal y el bicarbonato de sodio, y dejar actuar. Colocar en una bolsa de vacío y hacer el vacío. Deténgase cuando alcance su máxima expansión.

Recetas con el bimby

Debes saber que en nuestra casa este año acogemos para el periodo de Adviento a dos elfos que nos ha enviado directamente Papá Noel… Se llaman Lumi y Caramella, son muy simpáticos y juguetones, cada mañana nos esperan con sus travesuras, ideas o regalos.

Una mañana nos esperaban con una bonita receta para hacer juntos, así que no pude evitar ponerla en el blog. Tengo que reconocer que para que los niños pusieran las manos en la masa no la hicimos con la Thermomix®, pero os pongo el enlace más abajo al método tradicional de salchichón con chocolate que podéis encontrar en Cookidoo®.

Puré Bimby tm21

Un pastel que toma su nombre de las formaciones sedimentarias típicas de los paisajes desérticos. Los copos de maíz recuerdan a los cristales típicos de este fenómeno natural electivo. Una receta fácil de galletas que, además de buenas, son muy atractivas. Pruébalos.

Las deliciosas albóndigas con pan rallado de maíz y salsa de miel y cerveza de castañas son una receta fácil y un plato muy sabroso y original. En una cena con amigos o a la hora del aperitivo.

Ablandar las pasas sultanas en un recipiente con agua tibia. Calentar el horno a 80º y en una bandeja de horno forrada con papel de hornear dejar secar las nueces y las almendras durante 3-4 minutos. Retirar, dejar enfriar y picar…

Recetas Bimby tm31

Hoy, aquí en el Tesino, es un día dedicado al deporte: caminar, correr, montar en bicicleta, trotar, pero también patinar y patinar. En definitiva, las dos ruedas y los pies tomaron el relevo en todos los sentidos, dejando los coches y los vehículos a motor en casa durante todo el día.

Slow Up es el nombre del evento, y por tercer año consecutivo no nos lo perdimos, también porque el sol brillaba y así todos nos movíamos a lo largo del lago para admirar los barcos amarrados pero también la navegación, los patos curiosos y los prados florecidos de colores vivos.

A sólo tres horas de Locarno, donde vivimos actualmente, hay un mundo muy diferente y eso se nota enseguida, tanto en el idioma, en este caso el francés, como en los paisajes, las costumbres y el estilo de vida de sus habitantes.

A primera vista, al llegar a Friburgo, le encantará su maravillosa esencia medieval y sus innumerables monumentos góticos, en primer lugar su catedral, dedicada a San Nicolás, con impresionantes vidrieras en su interior, así como un espectacular campanario de 74 metros de altura.