El enfoque formativo de la evaluación

El enfoque formativo de la evaluación

Evaluación sumativa

La evaluación formativa apoya el proceso de aprendizaje a medida que éste avanza, proporcionando información sobre los niveles de aprendizaje para poder adaptar las intervenciones a las situaciones de enseñanza individuales y activar oportunamente las estrategias correctivas.

La evaluación sumativa, en cambio, suele tener lugar al final de un trimestre, un cuatrimestre o un curso escolar y, por tanto, proporciona, en un momento preciso, pruebas de la consecución de los objetivos fijados para esa etapa del proceso de aprendizaje.

¿Qué significa la evaluación formativa?

Evaluación formativa y sumativa

La evaluación formativa está más orientada a mejorar los procesos de aprendizaje y enseñanza para orientar su desarrollo posterior que a proporcionar información resumida sobre el rendimiento de los alumnos.

¿Cuál es la diferencia entre la evaluación formativa y la sumativa?

La principal diferencia entre la evaluación formativa y la sumativa es que las evaluaciones formativas se producen durante el proceso de aprendizaje, mientras que las evaluaciones sumativas se producen al final de una unidad de aprendizaje.

¿Cuál es el elemento clave de la evaluación formativa?

Para llevar a cabo una evaluación formativa eficaz, el profesor debe desarrollar una cultura de aprendizaje: ofrecer oportunidades para discutir el aprendizaje a solas, con el profesor o con los compañeros. Centrarse en la persona en su totalidad, teniendo en cuenta tanto los sentimientos como las capacidades.

Autoevaluación

Los recientes estudios psicológicos y pedagógicos han subrayado la importancia de la evaluación como una fuente más del sistema educativo para afrontar adecuadamente las necesidades formativas de nuestra sociedad. El objetivo principal de este estudio es subrayar la necesidad urgente de difundir una «cultura de la evaluación» en el contexto escolar que pueda introducir nuevas prácticas y contenidos diferentes necesarios para reorientar las acciones formativas y hacerlas más adecuadas a las necesidades específicas.

La terminología tradicional que distingue la evaluación ex-ante, in itinere y ex-post no deja de tener sentido, sino que se enriquece de significado al dar al proceso de evaluación una dimensión temporal que permite ejemplificar mejor sus fases y objetivos.

– Como proceso de aprendizaje, esta función de evaluación subraya su carácter procesal, que permite a los actores implicados rediseñar constantemente el proceso de formación a la luz de las competencias que se van adquiriendo;

¿Cómo puede ser la evaluación?

La evaluación debe ser clara y transparente, objetiva y tranquila. La evaluación debe ser exhaustiva, es decir, debe abarcar tanto los logros educativos de los alumnos como los objetivos, métodos y organización de la escuela.

¿Qué son las verificaciones formativas?

¿Qué es la evaluación formativa? La evaluación formativa se realiza in itinere para detectar cómo los alumnos asimilan los nuevos conocimientos. … La evaluación sumativa se lleva a cabo para medir los conocimientos y habilidades al final de las unidades de aprendizaje.

¿Qué significa la verificación sumativa?

La evaluación sumativa consiste en una serie de «pruebas» destinadas a cuantificar el nivel de conocimientos, habilidades y competencias de los alumnos al final de las distintas etapas del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Evaluación continua

La evaluación formativa ayuda al proceso de aprendizaje a medida que éste avanza, proporcionando información sobre los niveles de aprendizaje para poder adaptar las intervenciones a las situaciones de enseñanza individuales y activar a tiempo las estrategias correctivas.

La evaluación sumativa, en cambio, suele tener lugar al final de un trimestre, un cuatrimestre o un curso escolar y, por tanto, proporciona, en un momento preciso, pruebas de la consecución de los objetivos fijados para esa etapa del proceso de aprendizaje.

¿Qué se entiende por evaluación educativa?

La evaluación de la enseñanza por parte de los profesores de las asignaturas es una parte fundamental del proceso de enseñanza que permite verificar el nivel y la calidad del aprendizaje de los alumnos, teniendo en cuenta también el desfase entre los resultados esperados y los alcanzados, con el objetivo de identificar y activar …

¿Cuál es el objetivo de la autoevaluación?

La autoevaluación mejora la comunicación, ya que los alumnos son conscientes de las áreas en las que tienen dificultades y son más capaces de articular sus necesidades (Kulm, 1994).

¿Cómo se evalúa a un profesor?

Los profesores son evaluados en base a dos calificaciones: una «didáctica» (sobre 60 puntos), realizada por el inspector competente cada 6/7 años, y otra administrativa (sobre 40 puntos), realizada cada año por el director del centro en base a criterios como la diligencia, la puntualidad, la autoridad y la influencia…

Evaluación formativa y sumativa

1. Evaluación diagnóstica y formativa: el valor en la práctica docentePresentación de las funciones diagnóstica y formativa en el marco general del proceso de evaluaciónExplicación de los aspectos significativos y las evidencias científicasInicio de la reflexión sobre la propia práctica docente.

2. Evaluación rápida, retroalimentación, autoevaluación y rúbricas para promover el aprendizajeEstudio en profundidad de las prácticas que en términos formativos mejor promueven el aprendizajeReflexión sobre las propias prácticas de enseñanza con posible experimentación en clase y puesta en común.

3. Instrumentos y procedimientos de evaluación formativa Presentación de los instrumentos de evaluación con ejemplos de aplicación: instrumentos tradicionales en una perspectiva formativa, instrumentos de observación y para la autoevaluación, rúbricas.